martes, 11 de mayo de 2010

Hojas de Hierba



Compré Leaves of Grass (Hojas de hierba, 2009) a mi cidicero de confianza sin saber qué me estaba llevando. A pesar de que la película tiene el título de la célebre obra del poeta Walt Whitman, poca relación parecía tener la oda a la naturaleza y a la humanidad con la portada que muestra a un Edward Norton de doble personalidad: hick y preppy, es decir, balurdo y sifrino.
Leaves of grass trata sobre Bill, un académico de una no especificada universidad en Provincentown, Rhode Island, que se define a sí mismo "pensador" y enamora a sus estudiantes hablándoles de filosofía griega, sin corresponder tanta pasión. Todo parece irle bien a Bill, pero el mismo día que le llega una oferta de trabajo a otra no nombrada pero aún más prestigiosa universidad en Boston, lo llaman desde Oklahoma para avisarle que su hermano gemelo, Brady, fue asesinado de un disparo de balloneta.
"¿Trabajo o asunto familiar?"- le pregunta su vecino de asiento en el avión, un odontólogo arruinado que intenta restablecer su profesión en Tulsa, "nadie va a Oklahoma en visita de placer".
Pero Brady no había muerto, mentirle fue la única forma que encontró para que Bill regresara a casa a ayudarlo a salir de un enredo de drogas en el que estaba metido.
Tanto Bill como Brady son interpretados de manera impecable por Edward Norton, uno de los mejores actores de su generación que no se por qué no se le ve más en pantalla grande. Pero aunque digan que uno de los méritos de la película es la tecnología de poner a un actor interpretando dos personajes en una misma escena, sentí torpeza en la dirección como si ese enfrentamiento actoral no hubiese avanzado mucho desde el encuentro entre la melliza mala y la melliza buena en los culebrones venezolanos.
Leaves of Grass está escrita y dirigida por Tim Blake Nellson, protagonista junto George Clooney y John Turturro de la famosa comedia de los hermanos Coen: Oh Brother where are thou; de esto me enteré  después de ver Leaves of Grass. Ignorante de ello sentí ese feeling de los hermanos Coen por la comedia negra, pero a Blake (quien también hace el papel del compinche de Brady) todavía le falta el pulso para lograr alcanzar a sus maestros y la película no termina de definir su estilo, a pesar de que cuenta con un espectacular reparto que incluye a Susan Sarandon como la madre de los mellizos  estancada en los años 60, y Richard Dreyfuss como el zar de la droga en Oklahoma escudado tras un respetable disfraz de gentil benefactor de la comunidad judía.
Al final de la película la lección del poeta Whitman está ahí, aunque un poco simplona: aprender a disfrutar las cosas sencillas que nos ofrece la vida.
Si bien no es equivalente a su homónimo esta Hojas de Hierbas, es una grata sorpresa de una película vista por casualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada